En ESMA Consultores ofrecemos excelentes cursos, entre ellos entrenamiento en RCP, una estrategia que puede salvar la vida de alguien, por eso te contamos sobre las razones por las que es bueno contar con el entrenamiento.

La RCP es una técnica probada que salva vidas, implica compresiones torácicas para mantener la circulación sanguínea en el cerebro y otros órganos vitales. Puede combinar esto con ventilaciones para garantizar que la sangre esté adecuadamente oxigenada.


RAZONES PARA CONTAR CON CAPACITACIÓN

-Puedes salvar vidas: El paro cardíaco afecta a personas de todas las edades, independientemente de la salud. Existe una buena posibilidad de que deba realizar una RCP para salvar una vida. Más del 80 por ciento de los paros cardíacos ocurren en el hogar. La persona cuya vida salva puede ser un ser querido o un amigo cercano.

-El entrenamiento adecuado es vital: Sin una capacitación exhaustiva y eficaz, es posible que no sepa cómo realizar correctamente la RCP, realizarla de forma incorrecta puede tener consecuencias adversas o causar lesiones graves.

-El tiempo es crítico: Pueden pasar varios minutos después de llamar a emergencias para que lleguen. Cada minuto importa en el paro cardíaco ya que los órganos vitales solo pueden sobrevivir sin oxígeno adecuado durante aproximadamente cinco minutos. Las compresiones torácicas y las ventilaciones pueden comprar minutos valiosos.

-Es posible que lo necesite para trabajar: Algunos trabajos requieren certificación de RCP, especialmente cuando se trabaja cuidando niños, cuidado de la salud, fuerzas de seguridad y bomberos. Si bien el paro cardíaco puede ocurrir en cualquier lugar, algunos entornos representan un mayor riesgo o necesidad.

-Conveniencia y asequibilidad: La capacitación en RCP es conveniente y asequible y requieren solo unas pocas horas para completarlas.

-Entrenamiento en DEA: Los desfibriladores electrónicos automáticos (DEA) pueden restablecer un ritmo cardíaco regular en pacientes cardíacos. Los DEA están disponibles en muchos lugares públicos como escuelas, centros comerciales y aeropuertos. Saber cómo usar los DEA correctamente es esencial para mejorar el resultado.